Nosce te Ipsum. Conócete a ti mismo.

Apabullante y radiante post de NOSCE.

El viaje prohibido al “Nosce Te Ipsum”: lo que no sale en los libros de “autoayuda”.
Quiero cambiar = me desprecio

Me di cuenta de que NADIE en todo el Universo es más que yo. Ni menos. Y que, todo lo que necesito, YA lo llevo/llevamos dentro. Nadie enseña o Todo enseña. Sólo es cuestión de actitud. Quien verdaderamente tiene voluntad de aprender, encuentra auténticos maestros en cada esquina, en cada sutileza, en cada acto…

Si REALMENTE deseas iniciar el sendero del nosce te ipsum, con todas tus fuerzas, con todo tu corazón, lo primero que debes tratar de darte cuenta es de que estás solo. Solo. Completamente solo.

Solo.

¿Te asusta? No es para todo el mundo.

A mí, por ejemplo, jamás se me ocurriría embarcarme en una tarea así si de mí dependieran otros, si tuviera hijos o una familia que mantener, por ejemplo… Es un viaje que, si bien no acaba nunca, conviene emprender temprano. O atenerse a las consecuencias, claro. El egoísta del Buda dejó a su familia tirada para ir a buscarse a sí mismo. ¿Fue eso legítimo?

Tenemos un inmenso pánico a quedarnos a solas, ya no sólo ante los demás, sino especialmente ante nosotros mismos, desnudos ante lo que somos.

Lo segundo que deberías hacer sería preguntarte por qué y para qué. Descubrir la intención que emerge de lo más profundo de cada uno de tus actos. Con honestidad para contigo mismo.

Si verdaderamente está en ti el deseo de profundizar en ti mismo, lo tercero que deberías hacer sería plantearte qué estás dispuesto a hacer y hasta dónde llega tu grado de compromiso.

Es una guerra cruenta en el que el único enemigo eres tú mismo y tu propia resistencia.

¿Serías capaz de arriesgarte a perder tu identidad para, haciéndolo, ganarte a ti mismo y al Universo entero? Incluso más punzante… ¿Estarías dispuesto a no encontrar nada y… fracasar? NO deberías esperar nada a cambio. Y, suponiendo que lo ganases… ¿qué ibas a hacer con ello? Recuerda la parábola de los talentos, a quien más se le haya dado, tanto más se le exigirá…

¿Estarías dispuesto a que todo el mundo te tomase por un loco?

¿Estarías dispuesto a hacer daño con tu actitud a tus seres queridos?

Respóndete a ti mismo.

Hasta el momento, contaría con los dedos de una mano las personas que he conocido que estarían dispuesto a ello. Y me sobrarían dedos. Muchos.

En el fondo, nos aterra escoger la pastilla roja para conocer la Verdad. Para qué, si estamos la mar de cómodos viviendo nuestra mentira útil.

Quizás las palabras de Cifra, el personaje que pide que le devuelvan a Matrix y le borren todo recuerdo de haber conocido la Verdad, deseando sumirse en la ignorancia, sean más sabias de lo que nos parecen…

Avaricioso. Taimado. Sibilino.
Impaciente. Eres incapaz de tolerar la verdad.

Neo es un hacker por algo. Un hacker no se contenta con que le den el Sistema ya explicado. La mentalidad de un verdadero hacker no consiste más que en una inmensa curiosidad por COMPRENDER por sí mismo en qué consiste la realidad en la que vive. ¿Para qué? Para finalmente llegar a hacerse con el CONTROL del sistema. Crearse un alma, en palabras de Gurdjieff, sí.

Hackear el sistema del Sí Mismo. Hackear el sistema realidad. Descodificar el mensaje. En eso consiste todo. Nada más. Nada menos.

Y si es necesario, lo arriesga todo. Porque conoce por qué lo hace: sólo le mueve el AMOR.

Por favor, sigan leyendo en:

http://nosce.wordpress.com/2007/04/19/la-otra-cara-del-viaje-del-nosce-te-ipsum/

Gracias. Un millón de gracias José Antonio. Yo también fuí a buscar a Jodo a París…y también le corté la cabeza…Saludos.

Anuncios

One Response to Nosce te Ipsum. Conócete a ti mismo.

A %d blogueros les gusta esto: