La tecnología tiembla ante el Sol

Un informe de la Academia de Ciencias de EEUU advierte frente a los peligros de las tormentas solares

Uno de los principales peligros mencionados por el estudio es el que amenaza a la red eléctrica. En 1989, una intensa tormenta geomagnética dejó sin energía a seis millones de personas durante nueve horas en Quebec (Canadá). Con las infraestructuras actuales, más interconectadas y, por lo tanto, más vulnerables, un evento similar afectaría a 130 millones de personas en EEUU.

El informe de la Academia de Ciencias de EEUU señala que con los mecanismos disponibles es posible predecir una tormenta geomagnética con entre uno y tres días de antelación. Sin embargo, las previsiones en un plazo menor a una hora y las de futuro son deficientes. “Las proyecciones a largo plazo no son certeras. Las predicciones acerca del máximo solar [el Sol tiene ciclos de actividad variable con máximos y mínimos], que tratan de prever el número de manchas que van a aparecer, no son precisas, y la relación entre el número de manchas y las tormentas tampoco está clara”.

El próximo máximo solar se alcanzará hacia 2012, y las primeras señales comenzarán a verse a partir de 2010. En ese punto, se observa un mayor número de manchas sobre la superficie del Sol, signo de una mayor actividad magnética. En principio, un incremento de esta actividad está relacionado con una mayor virulencia de las tormentas. El próximo máximo solar ha creado controversia entre los científicos. Desde la NASA se ha llegado a decir que será el más potente desde los años 50.

* Fuente/artículo completo: diario Público

* Documento original en pdf: Sucesos extremos de clima espacial: entender el impacto económico y social

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: